100 años de la Escuela Luján Pérez (I): primer libro de contabilidad

La Escuela Luján Pérez fue inaugurada en Las Palmas de Gran Canaria el 7 de enero de 1918. Por lo tanto, hace pocos días que se ha cumplido el primer centenario de su puesta en marcha. Con este motivo desde El Museo Canario, y con el apoyo que supone conservar documentos relacionados con dicho centro artístico en nuestro archivo, rendiremos homenaje a esta interesante institución fundada por Domingo Doreste ”Fray Lesco” (1868-1940) y que ha enriquecido el panorama artístico insular a lo largo del último siglo.

Primer libro de contabilidad

Comenzaremos este centenario recorrido documental a través del primer libro de contabilidad con que contó la Escuela. Se trata de un documento poco conocido que ha llegado a El Museo Canario formando parte del archivo personal de “Fray Lesco”, agrupación documental legada por su nieto Manuel Doreste Suárez a la Sociedad Científica grancanaria.

El volumen manuscrito, libro diario que abarca el espacio temporal comprendido entre enero de 1918 y marzo de 1923, está integrado por 100 páginas numeradas, de las que fueron utilizadas tan solo 73, quedando el resto en blanco. Da comienzo con el traslado de las cuentas previas a la instalación (p. 1-6), y continúa con las cuentas del centro artístico a partir de enero de 1918, asentándose los gastos y los ingresos ordinarios en orden cronológico y dispuestos en dos columnas.

Cuenta de la instalación (Libro diario, p. 1) (Archivo Domingo Doreste. El Museo Canario)

Cuenta de la Escuela (Libro diario, p. 7) (Archivo Domingo Doreste, El Museo Canario)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El interés que presenta esta relación contable estriba en que, a través de cada uno de los apuntes incluidos, puede rastrearse una parte de la historia de la propia Escuela. Así, un recorrido a través de las anotaciones que contiene nos permite conocer mejor desde los aspectos más relevantes –profesorado, instituciones protectoras, materiales empleados en las obras artísticas, etc.– hasta los más anecdóticos –limpieza, cobradores, alquileres de casas, etc.

Sociedades, empresas y corporaciones protectoras de la Escuela Luján Pérez (Libro diario, p. 7) (Archivo Domingo Doreste, El Museo Canario)

En este sentido, es por todos conocido que fueron numerosas las instituciones públicas y privadas que apoyaron económicamente a la escuela en el momento de su puesta en marcha. Prueba de ello es que en la columna de “ingresos” figuren  consignadas las cantidades entregadas por El Gabinete Literario, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, el Club Náutico, la Casa Woermann o por todos aquellos que participaban en la suscripción popular abierta para obtener fondos. Todo ello demuestra el elevado nivel de implicación de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria en estos años iniciales de la andadura de la Luján Pérez.

Por otro lado, también está de sobra acreditado que Enrique García Cañas, Nicolás Massieu y, sobre todo, Juan Carló fueron los primeros profesores de la Escuela, por lo tanto no es extraño que sus nombres aparezcan en el volumen contable. A través de él podemos conocer ahora cuál era su sueldo mensual (150 pesetas), y también otros detalles, como lo habitual que era que Carló solicitara anticipos de sus retribuciones.

Apuntes contables de los honorarios recibidos por Enrique García Cañas y Juan Carló (Libro diario, p. 7) (Archivo Domingo Doreste, El Museo Canario)

Finalmente, no podemos pasar por alto la inclusión de numerosos apuntes relacionados con el ámbito puramente artístico. Así, está recogido entre los gastos lo abonado por la compra de yeso, escayola, papel para dibujo o barro para modelar, así como lo pagado a los modelos que posaban para los alumnos.

Anotaciones sobre material artístico adquirido (Libro diario, p. 8) (Archivo Domingo Doreste, El Museo Canario)

En definitiva, las obras de arte salidas de la inspiración de los alumnos miembros de la Escuela Luján Pérez son fundamentales para conocer la evolución y trayectoria de esta institución. Sin embargo, no podemos olvidar que la historia artística también está en los documentos. Así, la información contenida en este libro de contabilidad contribuye a conocer mejor la dinámica y organización de este centro de arte durante los primeros años de su andadura.


 

Acerca de Fernando Betancor Pérez

Archivero (El Museo Canario), Licenciado en Documentación (UC3M), Especialista Universitario en Archivística (UNED), Licenciado en Geografía e Historia (ULL) Publicaciones
Esta entrada fue publicada en Archivística, Archivos, Archivos personales, Documentos, El Museo Canario y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .