Ignacia de Lara: una mujer en el archivo de El Museo Canario

Si echamos un vistazo a los cuadros de clasificación de fondos y colecciones personales de la mayor parte de los centros archivísticos españoles tendremos la oportunidad de comprobar que, entre otros muchos representantes de los más variados ámbitos profesionales, son numerosos los científicos, artistas, literatos, historiadores, médicos  o arquitectos que están representados en ellos. Sin embargo, esos mismos cuadros de clasificación están también definidos por otra característica no menos importante: la ausencia de la mujer como titular de archivos personales. En efecto, la presencia de nombres femeninos en estas herramientas clasificatorias es, en el mejor de los casos, esporádica, y siempre marginal. Nada mejor que un rápido repaso a algunos archivos españoles de diferente índole para corroborar esta idea (Universidad de Navarra; Biblioteca Nacional de España; CSIC; Archivos de la Comunidad de Madrid; Archivo Histórico Provincial de Las Palmas)

Libreta de apuntes de Ignacia de Lara (1903).
Archivo de Ignacia de Lara. El Museo Canario.

La sociedad española cultural, social y jurídicamente –heredera del derecho romano–, a lo largo de mucho tiempo,  ha estado organizada en función de la preponderancia masculina, quedando la mujer relegada a un injusto segundo plano. No hay que olvidar que las féminas en nuestro país estuvieron hasta hace poco tiempo tuteladas por sus maridos, padres o hermanos, reduciéndose, e incluso impidiéndose en muchos casos, las posibilidades de aquéllas para incorporarse de manera plena al ámbito profesional. Un ejemplo ilustrativo de esta realidad, lo tenemos en el hecho de que hubo que esperar a la reforma del Código Civil, efectuada en 1975, para que fuera reconocida en España de una manera plena la capacidad de obrar de la mujer casada y se suprimiera, entre otras cosas, la hasta entonces vigente licencia marital. Los límites impuestos a la mujer afectaron de lleno a su propio desarrollo, tanto en el ámbito personal como en el profesional, hecho que tuvo un evidente reflejo en todos los órdenes de la vida. El contexto archivístico no fue una excepción.

Hay que tener en cuenta que una gran parte de los archivos están constituidos por fondos y colecciones personales que fueron generados entre el siglo XIX y las primeras décadas de la vigésima centuria, espacio temporal en el que, como es sabido, las mujeres soportaban una situación desfavorable con respecto a los hombres. Sus probabilidades de sobresalir eran mínimas porque también eran exiguas las posibilidades de que fueran reconocidos sus logros  personales y profesionales. Eso derivó, entre otras cosas, en que, de una manera general, fueran los hombres los que generaran documentos y dieran forma a archivos privados-personales.

Firma de Ignacia de Lara en 1935

El archivo de El Museo Canario no es una excepción a esta realidad que acabamos de describir. De este modo, de los casi cuarenta fondos y colecciones personales que conservamos tan sólo dos fueron generados y acumulados por mujeres: la escritora Ignacia de Lara y la bailarina Trinidad Borrull.

Ignacia de Lara (1934). Archivo de Ignacia de Lara. El Museo Canario.

 

Nos ocuparemos hoy de manera especial del archivo personal de Ignacia de Lara Henríquez (1880-1940), conservado en El Museo Canario desde el año 1982 a raíz del depósito efectuado por los herederos de la literata grancanaria.

Los manuscritos autógrafos de la práctica totalidad de su obra narrativa y lírica, así como los recortes de prensa –artículos de su autoría, poesías publicadas en periódicos, textos de conferencias, etc.– constituyen los dos pilares fundamentales sobre los que se sustenta este archivo personal. Por lo tanto, a través de los documentos conservados en nuestra institución puede ser reconstruida la trayectoria literaria de una escritora poco conocida en la actualidad, pero muy bien considerada en Gran Canaria durante la primera mitad del siglo XX.

La celebridad de la que gozó en su momento, especialmente durante las décadas de 1920 y 1930, no tiene su fundamento único en su actividad como escritora, sino también en su vertiente como política. Durante su vida publicó tan solo dos libros. El primero en 1922 –“Tiré de un recuerdo y como las cerezas…”– y el segundo, su primer libro de poemas, en 1924 bajo el título “Para el perdón y para el olvido”, su mejor obra a juicio de la crítica. En 1940, tras su muerte, vió la luz “Entre paisanos. Cantares”. Eso sí, a estas tres obras hay que sumar los numerosos poemas, cuentos, artículos y conferencias que ocuparon las páginas de la prensa, textos estos últimos que han de ser tenidos en cuenta para valorar de manera acertada la aportación de Ignacia de Lara a la literatura canaria contemporánea.

Sin embargo, no menos relevante fue su trayectoria política. Tal como señalan sus biógrafos fue una mujer que hizo política sin ser realmente política. En 1932 aceptó la presidencia del movimiento de Acción Popular de la Mujer. Desde este puesto abogó por la igualdad de los derechos de las mujeres y de las clases obreras, defendiendo, desde una óptica católica, la urgencia de un cambio social. Su condición de escritora le llevó a servirse de la palabra como vehículo principal en su lucha. Así, la preocupación por la situación de la mujer le llevó a escribir:

“A la mujer española, al señalarle el hogar, hay que señalarle enseguida, también, la calle. Porque si no…¡empieza un nuevo jersey! ¡Por favor, un ovillo de lana menos y una preocupación espiritual y social más” (Acción, 3 de octubre de 1935).

Papeleta electoral.
Archivo de Ignacia de Lara.
El Museo Canario

El papel que desempeñaba como presidenta de Acción Popular de la Mujer le llevó a postularse como candidata a diputada a las Cortes españolas en 1933. La campaña electoral no fue fácil para ella. Sufrió el rechazo de su propio partido en un momento en que la mayor parte de los candidatos eran hombres, llegando Acción popular a desestimar su candidatura. Finalmente, concurrió a las elecciones, si bien los escasos votos obtenidos le impidieron conseguir su objetivo.

A pesar de ese fracaso electoral, el papel desempeñado por Ignacia de Lara no puede ser despreciado. Tanto en el ámbito literario como el contexto político desarrolló una importante labor. Los documentos que conservamos en El Museo Canario revelan que podemos considerarla, en su contexto y con las limitaciones propias de su tiempo, como una mujer independiente y luchadora, válido precedente del actual empoderamiento femenino.

Plumín empleado por Ignacia de Lara. El Museo Canario.

La presencia de Ignacia de Lara, y en general de una mujer, en un cuadro de clasificación de fondos es todavía algo excepcional. Sin embargo, aunque aún hay mucho por lo que luchar, la situación de la mujer ha variado en los últimos cincuenta años, hecho que sin duda posibilitará que paulatinamente científicas, arquitectas, escritoras, historiadoras, pintoras o mujeres profesionales de cualquier otro ámbito del saber generen sus propias agrupaciones documentales. De este modo, pronto dejará de ser un hecho extraordinario que los nombres de mujer figuren como titulares de los fondos y colecciones conservados en nuestros archivos.


Si quieres conocer mejor la vida y la obra de Ignacia de Lara puedes consultar:

EGÜÉS OROZ, Mª Inmaculada: Ignacia de Lara : perfil biográfico, obra poética y obra en
prosa . Las Palmas de Gran Canaria : Ediciones del Cabildo de Gran Canaria, 2004.


FE, María Dolores de la: Ignacia de Lara: esbozo de una personalidad desde la lejanía.
Las Palmas de Gran Canaria: El Museo Canario, D.L. 1980.


GONZÁLEZ PADRÓN, Antonio: Antología poética de Ignacia de Lara (1880‐1940). Las
Palmas de Gran Canaria: Real Sociedad Económica de Amigos del País, 1988.


 

Acerca de Archivo de El Museo Canario

El Museo Canario (Las Palmas de Gran Canaria, Canarias, España) C/ Dr. Verneau, 2 (35001, Las Palmas de Gran Canaria)
Esta entrada fue publicada en Archivística, Archivo Histórico Provincial de Las Palmas, Archivos personales, Canarias, El Museo Canario y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .