SALA 3 – LIBROS PROHIBIDOS

Los libros prohibidos por la Inquisición fueron muy numerosos. Fueron miles los títulos y autores que fueron censurados. Filósofos, literatos, astrónomos, médicos, eclesiásticos, astrólogos, magos… todos estaban bajo la atenta mirada del Santo Oficio.

Sin duda Maquiavelo fue uno de los autores más censurados. Fue prohibido por el papa Paulo IV en 1559, mientras que la Inquisición lo vetó en 1583. El escritor florentino fue acusado de impío y hereje al, criticar, entre otras cosas, la vida disoluta de los prelados de la Iglesia o plantear que la religión era instrumentalizada por los Estados para conseguir sus objetivos.


Nicolás Maquiavelo estuvo prohibido incluso para los que tenían licencia para leer libros prohibidos. En El Museo Canario se conserva una obra sobre las disputas y discursos sobre la república editada en 1599.

____________________________________________________________

La Enciclopedia francesa fue corregida y prohibida por la Inquisición. Asimismo, la obra de Diderot, D’Alembert, Roussseau, Voltaire y otros ilustrados también fue reprobada, no solo por ser considerada contraria a la fe, sino porque en ellas se defendía un nuevo concepto de vida basado en la naturaleza, la razón y la tolerancia religiosa. En El Museo Canario se conserva una colección completa de la Enciclopedia francesa publicada a partir de 1777, así como ediciones del siglo XVIII de obras de los autores vinculados a la Ilustración.

_____________________________________________________________

La magia y la adivinación fueron muy perseguidas por la Inquisición por fomentar la superstición. El tribunal canario requisó en 1527 esta copia manuscrita de la “Clavícula salomonis”.

No solo se prohíben obras editadas: los manuscritos no quedaron al margen de la censura

______________________________________________________________

Además, en la biblioteca de El Museo Canario se conservan libros de ocultismo y astrología prohibidos y expurgados, como la Chronographia publicada por Francisco de Vicente Tornamira en 1585.

________________________________________________________________